Reblogueado de http://dhd2013.filos.unam.mx/ernestopriego/2013/06/10/mi-dia-de-hd-de-estudiosos-y-estudiados-en-respuesta-a-una-respuesta-de-paul-spence/

Hola Paul; gracias por tu respuesta.

Te saludo desde México. Te agradezco hayas leído mi post y te hayas tomado el tiempo en contestar. Se aprecia. :)

Creo que en lo esencial (como siempre hasta ahora, creo) estamos de acuerdo.
Dices:

“La propuesta original de #DayofDH, y ya veremos si hacemos lo mismo aquí, era de poder guardar los contenidos para posterior análisis informático, tal como se ha hecho en varias ocasiones, para poder investigar los temas discutidos. Para eso no es solamente importante poder analizar las entradas que tienen que ver con el #DiaHD en concreto, sino que es muy aconsejable tenerlos todos en un mismo sitio.”

Esto es precisamente lo que me causa un poco de conflicto. Por un lado reconozco el beneficio, para quien analiza, el tener los datos todos en el mismo sitio.

Pero como con otras actividades de ‘crowdsourcing’, precisamente lo que busco interrograr, productivamente –y no por tener una mala actitud, improductiva, criticona, troll-like– es qué tanto lograremos que la comunidad también se beneficie, y no sólo las instituciones que organizan, a manera de proyecto que luego se presenta en congresos y luego se publica en revistas que luego nos permiten avanzar nuestra carrera o reputación.

Por supuesto, en teoría, estos estudios serían de utilidad para toda la(s) comunidad(es) de humanidades digitales, pero ya contando en plata siempre cuenta más firmar un artículo publicado que firmar una serie de posts en los blogs estudiados por ese artículo.

Como dices en tu respuesta sobre tu opinión, mi opinión es también solamente  personal, basada en mis intereses profesionales y en mis experiencias. Lo que más me interesa, a mí, es lo que mencionas, “darle el empujón al blog”, pues para mí el estudio y desarrollo de las humanidades mediante mecanismos digitales es también la publicación e intercambio de ideas en medios digitales: las humanidades digitales tradicionalmente han promovido la idea de “hacer” recursos digitales/computacionales para estudiar las humanidades, y la de estudiar esos mismos recursos, pero al mismo tiempo, al menos en gran parte del orbe, lo que más se “reconoce” oficialmente (y el reconocmienento que más cuenta en la academia, lamentablemente, es aquél que te consigue trabajos bien pagados) es la publicación en los mecanismos que, a pesar de los cambios recientes, siguen siendo similares o los mismos a los tiempos pre-digitales: artículos en revistas y monografías.

A la fecha, las formas internas para contribuír al Research Excellence Framework, en el Reino Unido, todavía le piden al investigador aportar no sólo ISSNs, sino números de páginas e incluso PDFs de los artículos: el modelo de la publicación en papel sigue siendo lo que rigue, y yo veo inevitablemente en eso, al menos para las HD, una gran contradicción.

[Con caveat que es posible que sea sólo yo quien no puede acceder a los URLs mencionados abajo]

Sobre lo sustentable: justo para mi post de hoy quería referir a mi blog del Day of Digital Humanities 2010. Me costó trabajo re-encontrar el vínculo, y después tratando de ir a los blogs de los participantes en la lista ninguno de los vínculos parecen estar activos (el sitio, sin embargo, lo está, llevando al interesado a vínculos rotos).

Si yo quiero ir a mi blog del 2010, que escribí desde Sri Lanka con un gran jet lag en una computadora de hotel antiquísima y una conexión lentísima, ya no lo puedo encontrar, o al menos no de manera inmediata. Si no lo puedo encontrar yo que soy el autor, ¿a quién más que a los que ya me estudiaron como data le podrá interesear buscar? Intenté entrar al tuyo en esa lista también y el vínculo tampoco funcionó. Puede ser que ahora estén en otro lado, no sé: lo que cuenta es que ese Wiki está ahí con vínculos que no llevan a ningún lado. ¿Qué siento yo como autor? Que el esfuerzo que hice para publicar en el 2010 no sirvió para casi nada.

Screen Shot 2013-06-10 at 14.31.48

Screen Shot 2013-06-10 at 14.35.52

[termina caveat]

Aquí estoy en México junto a mi padre enfermo con un estado avanzado de Parkinson’s. Me levanté pensando: “hoy es el día de las humanidades digitales en español y portugués; tengo que bloguear”. La vida hoy me presenta un reto como ningún otro, teniendo que cuidar a mi propio padre de una enfermedad crónica degenerativa. Si escribo algo hoy, si me tomo el tiempo de hoy para escribir un blog, ¿valdrá la pena? ¿O no será otra cosa que puros datos para otros, un nodo más que contribuirá a decir “tantos blogs se abrieron en español; tantos posts se publicaron”; “éstos y otros conversaron entre sí”?

Soy completamente sincero al decir que sí, me molestan un poco estas contradicciones, en que en general la academia no se atreva a dar pasos más grandes que nos empoderen a todos. Antes que reconocer al blogueo (por la publicación y  divulgación de contendidos y la creación y consolidación de redes de colaboración académica), lo estudiamos “en cautiverio”. Insisto: no es que el “estudiarlo en cautiverio” sea negativo (si lo pensara no estaría aquí), sólo aprovecho este espacio que se nos ha aportado para ofrecer puntos de vista y de alguna manera señalar situaciones que como participante percibo y considero importantes.

Quizá sea frustrante para los lectores que no ofrezca otras alternativas además de las que ya he sugerido: el modelo de Blog Action Day me sigue pareciendo una gran alternativa (aunque sí, no sea tan conveniente para quien quiera estudiar, cuantificar y visualizar la actividad). Este modelo no es necesariamente opuesto al de los Day/Días of/de DH/HD. Aquí estoy participando. Pero también digo, vaya.

Un comentarista popular tuvo un artículo más o menos viral este año donde grandilocuente decía “la literatura no son datos” (data). Estoy, como muchos, en desacuerdo con él. Escribí un post al respecto.

Sin embargo, ahora se me ocurre: incluso en proyectos como éste, el blogueo no es sólo datos: y si lo es espero que lo sea para todos, y que ofrezca una oportunidad para aplanar el terreno, en que el estudioso y el estudiado, en este contexto (pues no somos una comunidad indígena estudiada y medida por etnógrafos), se beneficien y reconozcan mutuamente.

¡Feliz día de las humanidades digitales a todos!